Categorías
Noticias Salud bucodental

Sarro del nadador ¿cómo prevenirlo?

La natación es uno de los deportes que más recomiendan los profesionales para personas de todas las edades. Esta actividad permite ejercitar todos los músculos del cuerpo, mejorando la fuerza, la resistencia muscular y cardiovascular, la movilidad articular, fortalecer los huesos y todo eso sin el más mínimo impacto en las articulaciones y con un mínimo riesgo de lesiones.

Sin embargo, no todo es color de rosa, ya que la natación puede presentar ciertos inconvenientes para nuestra salud bucodental como el sarro del nadador. Dientes manchados de color amarillo amarronado, gingivitis y sarro son algunas de las patologías frecuentes que pueden presentar quienes practiquen esta actividad más de 6 horas a la semana.

¿Cuál es la causa de estas patologías?

A las piscinas se le añaden productos químicos como el cloro para desinfectar y conservar el agua por más tiempo eliminando bacterias, moho y algas. Estos químicos elevan el pH del agua que se encuentra entre 5 y 6,5 a valores de entre 7,2 y 7,6 aproximadamente. 

Por su parte, el pH normal de la saliva oscila entre 5,7 y 6,7, pero debido a los productos químicos que se le añaden al agua, las proteínas salivales se descomponen rápidamente y forman depósitos orgánicos en los dientes del nadador, que se tiñen fácilmente generando el clásico color amarillo o marrón. 

A su vez, los depósitos favorecen que las bacterias se adhieran a los dientes y las encías y se forme la placa bacteriana. Cuando aumenta el pH, se mineraliza la placa y se forma sarro el cual causa inflamación de las encías (gingivitis) y puede provocar caries.

El sarro del nadador, es más rico en componentes orgánicos y su formación está relacionada con la intensidad del ritmo de entrenamiento. A más cantidad de horas de entrenamiento, mayor cantidad de sarro.

Otros factores como la temperatura exterior de la piscina y la temperatura media del agua pueden ser tan determinantes como el tratamiento del agua. Se ha comprobado que las piscinas tratadas con cloro y ozono provocan mayor producción de sarro que las piscinas que solo contienen cloro.

¿Cuál es la solución al sarro del nadador?

Quienes sean nadadores frecuentes y se dediquen a esta actividad varias horas a la semana pueden sufrirlo. Por eso deberán llevar una higiene oral más estricta y realizar periódicamente visitas al dentista.

La tinción de los dientes es probable que pueda quitarse con el cepillado de dientes y el uso de hilo dental. Mientras para tratar la gingivitis, la placa bacteriana y eliminar el sarro va a ser necesario acudir a un dentista para realizar un tratamiento de curetas y ultrasonido.

El sarro es una capa mineral muy fuerte y no puede quitarse de forma casera con métodos tradicionales por lo que si o si es un trabajo que deberá realizar un profesional con instrumentación específica.

Además será conveniente que el profesional evalúe la fisiología salival y su pH de alcalinidad, para determinar la conveniencia o no del uso de algún colutorio.  

Categorías
Noticias Salud bucodental

Salud bucodental completa ¿qué es?

La salud bucodental se define como la ausencia de trastornos y enfermedades que afectan a la boca como caries, gingivitis, periodontitis, halitosis, dolores crónicos, enfermedades como cáncer de boca o garganta, llagas o defectos congénitos como labio leporino o paladar hendido.

Cuando hablamos de salud bucodental completa, nos referimos también a todos los cuidados preventivos necesarios para mantener la boca en perfectas condiciones. No solo es cepillarse y usar hilo dental, sino también un control periódico con el dentista.

¿Qué implica una salud bucodental completa?

Una salud bucodental completa no solo implica los dientes, sino que incluye lengua, mejillas y encías. Hay que tener en cuenta que el 80% de todas las bacterias en la boca se encuentran en los tejidos blandos y por lo tanto los hábitos de higiene deben incluir la limpieza minuciosa de ellos.

En la boca, existe un microbioma oral que incluye bacterias, virus y hongos que si entran en desequilibrio pueden generar diversas enfermedades, las cuales no solo afectan a la boca sino que además pueden repercutir en la salud en general.

La salud bucodental en el mundo

El 90% de la población mundial sufre de alguna enfermedad bucodental como caries o gingivitis según datos de la OMS. El consumo de azúcar en exceso y la falta de calcio, junto a una mala higiene bucal son los principales causantes de estas patologías.

Entre el 10 y el 15% de la población mundial evita la visita al dentista ya sea por miedo, ansiedad o por creerla innecesaria. La mayoría dentro de este porcentaje sólo recurre cuando sufren de dolor y no pueden manejarlo.

¿Cómo mantener una salud bucodental completa?

La mayoría de las personas concentran su higiene bucal en los dientes y en las cuestiones estéticas relacionados con estos olvidando la importancia de la higiene de los tejidos blandos. Por lo tanto el equilibrio de la salud bucal puede afectarse muy fácilmente sin una adecuada higiene.

Como sabemos, el cepillado con pasta que contenga flúor es primordial, el cepillado debe incluir las encías y la lengua. Para ello un cepillo de cerdas suaves es ideal, pues no daña el tejido blando ni desgasta el esmalte dental. 

El uso de hilo dental después del cepillado permite limpiar los espacios interdentales donde el cepillo no puede acceder y que son los lugares donde frecuentemente aparecen las caries. 

Finalmente la rutina diaria de higiene debe incluir el uso de enjuague bucal, ya que ayuda a disminuir la cantidad de bacterias que se alojan en las mejillas, la parte posterior de la lengua y debajo de esta.

No obstante, a veces ni la limpieza más estricta puede evitar la aparición de sarro. Por eso es imprescindible una visita al dentista al menos dos veces al año para recibir una limpieza dental intensa que lo elimine y así evitar la aparición de caries, gingivitis, o problemas estéticos.

Evitar el consumo de tabaco, alcohol y el exceso de azúcar son fundamentales para que los cuidados antes mencionados tengan mayor efecto. Estos productos tienen la capacidad de alterar el microbioma de la boca de forma considerable.

Es muy importante que tomemos conciencia de los efectos perjudiciales que puede tener para el organismo, la falta de salud oral y las consecuencias de no tratar a tiempo cualquier molestia o dolor que estemos sufriendo. 

Categorías
Noticias Salud bucodental

¿Qué es el síndrome de la boca seca?

En su estado normal, la boca siempre está húmeda. Las glándulas salivales se encargan de producir la saliva que permite lubricarla, mantenerla húmeda y descomponer los alimentos, evitando el síndrome de la boca seca. Además se mantiene la salud de los dientes gracias al calcio y el fosfato que se encuentra dentro de ella.

Cuando tenemos la sensación de sequedad en la boca debido a que no hay suficiente saliva, puede deberse a una situación de estrés, nerviosismo o falta de hidratación. Sin embargo si esta condición persiste, estamos hablando de xerostomía o síndrome de la boca seca.

Este desorden médico se caracteriza por la disminución de la producción de saliva, lo que provoca una sensación permanente de boca seca entre otros síntomas. Se trata de una patología que, en España, afecta a 1 de cada 10 personas mayores.

Causas de la xerostomía o síndrome de boca seca

Existen varias causas posibles para esta patología. Una de ellas es el consumo excesivo de alcohol y tabaco que afectan al correcto funcionamiento de las glándulas salivales.

Los tratamientos como la radioterapia pueden dañar las glándulas salivales, así como la quimioterapia cuyos medicamentos pueden hacer que la saliva se ponga mucho más espesa impidiendo que cumpla su función de manera normal.

La sequedad en la boca también puede ser un efecto secundario de medicamentos para la presión arterial alta, la depresión y para los problemas de control de la vejiga.

Enfermedades como el síndrome de Sjögren, el VIH y la diabetes también pueden causar sequedad en la boca. De igual manera se puede producir por un daño en los nervios que venga de una lesión en la cabeza o en el cuello que impida que estos envíen señales a las glándulas para que segreguen saliva. 

Síntomas de la xerostomía

Los primeros síntomas son la sensación de tener la boca seca o pegajosa y problemas para masticar, tragar, degustar o incluso hablar. A medida que la sequedad continua, se puede sentir una sensación de ardor en boca y garganta.

En los casos más severos puede aparecer sequedad y agrietamiento de los labios, llagas en la boca, mal aliento y hasta la aparición de infecciones.

Tratamiento contra la xerostomía

El tratamiento implica revisar la historia clínica del paciente para ver si desde ahí puede determinarse la posible causa de la enfermedad y de ser necesario realizar un análisis de sangre.

Después de tener un diagnóstico, el dentista puede indicar las medidas a seguir. Sin embargo, en todos los casos se pueden aliviar los síntomas siguiendo estas medidas de cuidado personal.

La primera de ellas es reforzar la hidratación bebiendo entre dos y tres litros de líquidos al día sin azúcar añadido.

Evite el café, té, bebidas gaseosas azucaradas, alcohol y tabaco y los alimentos picantes o salados, que pueden causar dolor cuando se tiene la boca seca.

Mastique chicle sin azúcar o chupe caramelos duros sin azúcar para estimular el flujo de saliva. 

Mantenga una estricta higiene bucal que incluya el uso de enjuagues bucales sin alcohol para combatir bacterias y estimular la salivación. Por la noche también se recomienda usar un humidificador.

Categorías
Consejos ICOA Noticias

Cómo perjudican la dentadura los trastornos alimenticios

Desde hace unos años, los trastornos alimenticios se han vuelto uno de los problemas de salud más comunes en la sociedad, sobre todo en la población más joven. Desde la obsesión por el cuerpo perfecto o cumplir ciertos estándares de belleza hasta la necesidad de canalizar el estrés y la ansiedad comiendo compulsivamente. Estos trastornos no solo afectan a la salud en general sino que pueden perjudicar seriamente la salud dental.

De hecho, suelen ser los dentistas los primeros en detectar este tipo de patologías y dar la alarma. Además hacen el primer diagnóstico, explicando cómo estos trastornos afectan la salud bucal.

Tipos de trastornos alimenticios

Los trastornos de la alimentación incluyen: anorexia nerviosa, bulimia y comer compulsivamente. Los tres trastornos tienen efectos negativos en la boca. Veámoslo en detalle.

Comedores compulsivos 

Digieren grandes cantidades de comida calórica en poco tiempo tratando de calmar la angustia o ansiedad. Sin embargo esta conducta les genera culpa y remordimiento y se castigan continuando en ella en un círculo vicioso.

Anorexia 

Esta enfermedad es debida a que la persona tiene un miedo irracional a engordar, incluso cuando están bajo de peso. Consumen muy pocas calorías y realizan actividad física en exceso. Incluso después de comer suelen usar diuréticos, laxantes o vomitar para eliminar el supuesto exceso de peso en su cuerpo.

Bulimia

Por su parte se manifiesta como un impulso incontrolable de sobrealimentación excesiva de alimentos dulces y grasos seguida de una purga que en la mayoría de los casos implica el vómito, pero también puede incluir el uso de laxantes y diuréticos.

Tanto la bulimia como la anorexia afectan entre un 10 – 15% de la población mundial, en su mayoría mujeres adolescentes y adultos jóvenes, y sus consecuencias pueden detectarse en la salud bucal.

Efectos de la bulimia y la anorexia en la boca

Ambas patologías tienen en común la práctica del vómito como manera de controlar el peso. El ácido de los vómitos produce erosión en los dientes. Dándoles una apariencia desgastada y un tono amarillento. Estos mismos ácidos pueden afectar la integridad del esmalte dental, favoreciendo la aparición de caries y generando problemas de sensibilidad al frío y al calor.

También se puede manifestar resequedad en la boca, labios secos y agrietados e incluso agrandamiento de las glándulas salivales. A esto hay que sumarle que la falta de nutrientes y vitaminas puede afectar el sistema inmunológico. Además las bajas defensas pueden provocar la aparición de diversas patologías en la boca asociadas con el aumento de las bacterias en la misma.

Es común que ante la aparición de estos problemas bucodentales, la persona que sufre bulimia o anorexia recurra a la consulta del odontólogo, momento en el cual el dentista puede asociar los signos bucales con la enfermedad. De esta manera aconsejan al paciente sobre los cuidados para mantener la salud bucal. También hablan sobre el trastorno alimenticio que originan estos problemas, sus futuras consecuencias y sugieren la posibilidad de un tratamiento médico con un experto en estos casos.

Categorías
Clínica dental Noticias

¿Cómo ayuda el flúor a mis dientes?

[vc_row][vc_column][mk_image src=”http://cirugiaoralavanzada.com/wp-content/uploads/2019/01/businesswoman-call-career-789822-732×488.jpg” image_size=”medium” align=”center”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text css=”.vc_custom_1587140897025{margin-bottom: 0px !important;}”]

El flúor es un mineral producido naturalmente y es esencial para el organismo. En el cuerpo se encuentra en pequeñas cantidades, pero aún así es imprescindible por el papel que desempeña en la formación y fortalecimiento de la estructura ósea y en especial en la salud dental.
Desde principios del siglo XX se ha establecido una relación entre el flúor y la prevención de la caries. Análisis de expertos demostraron que la incidencia de caries era inferior entre niños que habían consumido agua natural fluorada frente a aquellos cuya agua de consumo tenía una baja concentración en fluoruros. El flúor tiene un doble mecanismo de acción.

¿Cuál es la acción del flúor?

  • transforma el esmalte en más resistente a la descalcificación.
  • disminuye la formación de ácidos, trabajando en los procesos de desmineralización y remineralización que naturalmente ocurre en la boca.

A través del tiempo hemos estado expuestos a los efectos sumatorios de diferentes concentraciones de flúor, a través del agua, sal, topicaciones, enjuagues y otras exposiciones ambientales. Existen diferentes vías de administración del flúor.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][mk_image src=”http://cirugiaoralavanzada.com/wp-content/uploads/2019/01/businesswoman-call-career-789822-732×488.jpg” image_size=”medium” align=”center”][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][vc_column_text css=”.vc_custom_1547744011511{margin-bottom: 0px !important;}”]

¿Cómo puede llegar el flúor a mis dientes?

  • Por vía sistémica, ya sea por el consumo de suplementos fluorados en la dieta, fluoración de la aguas de consumo público o por medio de Gotas y/o preparaciones vitamínicas. Estos fluoruros son ingeridos y vehiculados a través del torrente circulatorio depositándose fundamentalmente a nivel óseo y en menor medida en los dientes.
  • Por vía tópica, mediante la aplicación directa del fluoruro sobre la superficie dentaria, la forma de presentación más común son los barnices y geles fluorurado.

Se pueden combinar varios métodos de aplicación tópica de fluoruros (dentífricos y colutorios). En caso de tener que combinar la aplicación tópica con ingesta de flúor se cumplirán estrictamente las pautas que el especialista les indique para la correcta administración.
El flúor tiene unas indicaciones precisas. Debe realizarse un seguimiento en los pacientes para controlar otra vía de suministro y evitar efectos acumulativos en diferentes tejidos.
En nuestros centros Icoa respondemos a tus dudas y te ayudamos a conservar una sonrisa sana y bonita, no dudes en visitarnos.
[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

es_ESEspañol